Skip to main content

¿Qué es el proceso de post curado en la silicona?

El proceso de post curado en silicona consiste en el paso por el horno de las piezas una vez moldeadas por inyección de silicona líquida.

Las piezas son colocadas en un horno de circulación de aire caliente a una temperatura determinada durante un período de tiempo. Generalmente las indicaciones para el curado vienen determinadas por el fabricante de la silicona, aunque es muy común que sea entre 2 ó 4 horas a 200ºC.

Los beneficios del post curado en piezas de silicona son los siguientes:

  • Elimina los residuos (volátiles), el olor y las toxinas de las piezas terminadas. Para el sector médico o las piezas de uso baby care es necesario para cumplir con los reglamentos y estándares de seguridad requeridos.
  • Garantiza la reticulación completa de la pieza mejorando las características físicas de las mismas.
  • Asegura que las piezas sean dimensionalmente estables. Es importante sobre todo para piezas funcionales o que montan en conjuntos en los que es necesaria la precisión.

Actualmente existen en el mercado varios grados de silicona líquida (LSR) que no requieren un post curado tras el moldeo de piezas y que cumplen con los reglamentos y estándares de seguridad para el sector médico, Baby Care o de higiene personal. Estos materiales permiten optimizar la fabricación de las piezas ya que, al suprimir el proceso de post curado de las piezas, se traduce en una reducción del consumo eléctrico y una reducción de mano de obra por la manipulación de las piezas durante el proceso.

OSF cuenta con un horno para el post curado de las piezas de silicona líquida en la sala blanca, garantizando el proceso en condiciones libre de partículas y contaminantes.