Skip to main content

Norma ISO 10993

ISO 10993 es una serie de estándares creados para evaluar la biocompatibilidad de los dispositivos médicos, que pueden abarcar desde implantes dentales hasta máscaras quirúrgicas, para gestionar el riesgo biológico.

En referencia a estos estándares, la “biocompatibilidad” se define como la “capacidad de un dispositivo o material médico para funcionar con una respuesta apropiada del anfitrión en una aplicación específica”.

La norma ISO 10993 consta de varias partes, cada una de las cuales aborda aspectos específicos relacionados con la evaluación de la seguridad biológica de dispositivos médicos.

En total, la norma ISO 10993 está compuesta por múltiples secciones que cubren diferentes aspectos de la evaluación, como pruebas de toxicidad, pruebas de sensibilización, pruebas de irritación y evaluación del riesgo carcinogénico, entre otros.

Cada sección proporciona pautas detalladas para evaluar la seguridad biológica de los dispositivos médicos, con el objetivo de garantizar su uso seguro en entornos clínicos

Objetivos

  • Ayuda a determinar la biocompatibilidad de los dispositivos médicos
  • Prevenir el uso de dispositivos que pueden dañar la salud humana
  • Identificar y cuantificar los elementos solubles e insolubles que potencialmente pueden liberarse de un dispositivo médico

Importancia de la evaluación de biocompatibilidad

La evaluación de biocompatibilidad es fundamental para garantizar la seguridad de los productos sanitarios.

Un producto que no sea biocompatible puede causar reacciones adversas en el cuerpo humano, como inflamación, infecciones o incluso rechazo del material.

Por lo tanto, es esencial realizar pruebas exhaustivas para evaluar la biocompatibilidad de los productos antes de su comercialización.

Cumplimiento de la norma ISO 10993

 El cumplimiento de la norma ISO 10993 puede ser evaluado por organismos de certificación y laboratorios de pruebas especializados en la evaluación de la seguridad biológica de dispositivos médicos.

Estos organismos y laboratorios están acreditados para llevar a cabo pruebas y evaluaciones de acuerdo con los requisitos establecidos en la norma, con el fin de determinar si un dispositivo médico cumple con los estándares de seguridad biológica exigidos.

Es importante que los fabricantes de dispositivos médicos busquen la certificación y el aval de estos organismos para demostrar el cumplimiento con la norma ISO 10993 y garantizar la seguridad y efectividad de sus productos.

En OSF empleamos materiales para la fabricación de piezas para dispositivos médicos a nuestros clientes, que cumplen los requisitos requeridos por la norma ISO10993 como por ejemplo, y entre otros, en la botellla de drenaje utilizada en el lipomodelaje.

Si quieres saber más sobre este tema, contáctanos. Además, te invitamos a que nos sigas en redes sociales para mantenerte al día de las últimas novedades.